“Que tu Habilidad sea como una Llave que abre mil puertas”

Untitled-1

 

LAS HABILIDADES SOCIALES BÁSICAS Y EL LIDERAZGO

Las habilidades sociales son un conjunto de conductas que emitimos cuando interactuamos con otros individuos y que nos ayudan a relacionarnos con los demás de forma efectiva y apropiada. Las habilidades sociales son imprescindibles para un liderazgo eficaz, que orienta la conducta de las personas hacia el logro de resultados que satisfacen tanto las necesidades del grupo u organización, como las necesidades de las personas como individuos. Podemos pensar que el Liderazgo es una destreza innata en el ser Humano, sin embargo, es algo que podemos aprender y entrenar, que está al alcance de todos.

EMPATÍA:

La empatía es la capacidad de comprender los sentimientos y emociones, intentando experimentar de forma objetiva y racional lo que siente otro individuo. Es un valor positivo que permite a un individuo relacionarse con las demás personas con facilidad, y agrado. La Empatía es una de las competencias más importantes para adaptarse a las situaciones sociales.

RESPETO:

El respeto es el pilar en el que descansa cualquier tipo de convivencia pacífica. A través del respeto él ser humano permite reconocer, aceptar y apreciar las cualidades y derechos, tanto hacia él mismo como hacia quienes lo rodean. Los seres humanos por naturaleza somos seres sociales, es decir que necesitamos de otras personas para poder vivir y satisfacer nuestras exigencias, podemos mostrar respeto con un simple contacto visual que indique sinceridad.

ESCUCHA ACTIVA:

Hay una gran diferencia entre escuchar y oír, el oír es simplemente percibir vibraciones de sonido, mientras que escuchar consiste en prestar atención a las palabras que salen de la boca del otro interlocutor además de ser plenamente consciente de las emociones y el lenguaje no verbal que la otra persona intenta comunicar. La escucha activa es una habilidad importantísima a la hora de comunicarnos de manera efectiva con otras personas.

ASERTIVIDAD:

La comunicación asertiva es la forma en que la persona expresa su opinión, desde el respeto hacía el otro, de una forma clara y pausada. Consiste en líneas generales en la capacidad de defender nuestras opiniones, intenciones, posturas, creencias y sentimientos sin atacar a los demás. Sin duda es una gran habilidad poder expresar adecuadamente sin distorsiones y de la manera más efectiva posible sentimientos y pensamientos sin herir la sensibilidad de otras personas.

VALIDEZ EMOCIONAL:

Comprender que todas las emociones que experimente una persona son siempre válidas y tienen sentido team-3373638_640dentro de su historia o contexto actual. Aceptar la experiencia emocional de otra persona abre a un clima de confianza en el que nuestro interlocutor puede verbalizar lo que se piensa y siente.

PACIENCIA:

Tener paciencia es una de las grandes virtudes que podemos poseer, especialmente en el entorno social. El no tener paciencia implica sufrimiento, el de la espera, el de la desesperanza o la desesperación. Las personas que tienen paciencia saben esperar con tranquilidad y calma a que las cosas sucedan otorgándole su tiempo, evitando la tensión que produce la impaciencia.

CAPACIDAD DE NEGOCIACIÓN:

La negociación se define como una conversación entre dos o más personas para conseguir un arreglo de intereses divergentes o de mutuo acuerdo. Negociar es algo que hacemos constantemente en nuestra vida diaria, el tener capacidad negociadora conlleva que la persona tenga la habilidad para llegar a acuerdos compartidos con un coste emocional adecuado y saludable.

COMPASIÓN:

La compasión es la preocupación con respecto a alguien sintiéndose solidario, lo que no requiere sentir pena más bien deseo de conectar con la persona y responder a sus necesidades desde el afecto, manteniendo una auténtica, sincera y desinteresada relación de ayuda.  Se demostró a través de un experimento que la compasión se puede aprender y entrenar, descubrieron que al hacerlo nuestro cerebro cambia y se incrementa la alegría, la serenidad y la motivación.

PENSAMIENTO POSITIVO:

El pensamiento positivo consiste en creer en uno mismo. Vivir la vida de forma positiva influye en como vemos el mundo y como nos relacionamos con los demás. Tener este tipo de mentalidad nos ayuda a hacer frente a las situaciones con optimismo mejorando nuestras vidas y atrayendo a otras personas. Si algo puede salir bien, es probable que lo haga, todo dependerá de que mantengas una actitud positiva.

 AUTOCONTROL:

El autocontrol es la habilidad de dominar las propias emociones, pensamientos, comportamientos y deseos, esta capacidad nos permite afrontar cada momento de la vida con mayor serenidad y eficacia, clave para la convivencia con otros individuos y para la vida en sí. Las personas con un mayor autocontrol hacen más amigos, se relacionan mejor en sus trabajos, sacan mejores notas o tienen una vida más saludable.

APERTURA DE MENTE:

Una mente libre de prejuicios y de estereotipos es una fortaleza. Las personas con mente abierta, aun teniendo su propia opinión y sus propias creencias, les gusta escuchar cualquier idea y buscar nuevas informaciones para así tener una visión más amplia de las cosas, sin molestarse por evidencias contrarias a sus creencias, su finalidad es conocer la verdad sobre las cosas estando abierto a otros puntos de vista.

SABER EXPRESARSE:

Saber expresarnos con claridad en nuestro lenguaje verbal es imprescindible para hacerle llegar a los demás el mensaje que queremos comunicar. Las estrategias más útiles son la capacidad de improvisación, vocalizar correctamente, poseer un amplio vocabulario para encontrar las palabras precisas en cada momento, expresar las ideas siguiendo un orden para que puedan entendernos con facilidad. Aristóteles dijo: “Uno es dueño de sus silencios y esclavo de sus palabras”, por eso es necesario acertar con las palabras que se emiten.

CORTESÍA:

La cortesía es un acto de amabilidad o buena educación que se tiene hacia otra persona y que corresponde con la actitud con la cual se trata. Ser cortes con otras personas es una expresión de las buenas maneras o del reconocimiento de las normas sociales que se consideran como correctas o adecuadas.

CREDIBILIDAD:

La credibilidad hace referencia a la capacidad de ser creído. No está vinculado a la veracidad del mensaje, sino al resultado de virtudes como la honestidad, la congruencia y la rectitud. Para tener credibilidad, la persona o la información deben generar un grado de conocimiento y confianza en los demás.

EVA Mª VAZQUEZ

 

Recent Posts
Showing 2 comments
  • Roser
    Responder

    Gracias por estas palabras tan llenas de sabiduría, y clarficadoras.

    • enmedio
      Responder

      Gracias a ti Roser por estar siempre a mi lado. Nuestro granito de arena para vivir en un mundo mejor…..besos.

Leave a Comment

  He leído toda la información contenida en el Aviso Legal y la política de privacidad y la acepto expresamente con el envío de este formulario